Transformación del Syngas

Escrito por Greene

19 de octubre de 2018

Este desarrollo tecnológico innovador, destaca por su versatilidad y eficiencia energética, tratándose por tanto de la tecnología de termoconversión, vía gasificación, más flexible del mercado.

Los residuos que puede tratar son: 

  • RSU (Residuos Sólidos Urbanos, incluyendo plásticos no reciclables) 
  • RSI (Residuos industriales, incluyendo plásticos no reciclables y neumáticos fuera de uso) 
  • Lodos de depuradoras 
  • Biomasa 

Basándose en su estrategia “INTEGRA 2×5”, Greene tiene la oportunidad de transformar el syngas (gas de síntesis) obtenido con su tecnología de termoconversión vía gasificación, en los siguientes productos: 

  • Energía eléctrica y térmica: Utilizando el syngas como combustible, y empleando motores de combustión o turbinas de vapor, se genera tanto electricidad como energía térmica para distintos usos finales
  • GR (Gas Renovable), basado en gas natural sintético: Se obtiene a partir de un proceso de fermentación del gas de síntesis. La legislación actual europea y nacional está marcando la necesidad de generar un porcentaje del Gas que se comercializa proveniente de proyectos asociados a la valorización de residuos. Es por ello por lo que los grandes grupos gasistas a nivel mundial están tomando posiciones al respecto y testando diferentes tecnologías que les permita cumplir con dichos requisitos.
  • Hidrocarburos líquidos y sólidos: A través de un post-proceso Fischer-Tropsch, el syngas se transforma en biocombustibles y ceras con aplicaciones en diferentes sectores.
  • Metanol: Se obtiene a partir del syngas y a través de un proceso termoquímico clásico que se lleva a cabo en un reactor a una determinada temperatura y presión y en presencia de un catalizador específico. El metanol es una importante materia prima (commodity) para la industria química, así como para la industria energética y de combustibles del futuro. Dentro de la industria química, a partir de metanol se puede obtener etileno, ácido acético, formaldehido, dimetil éter o poliolefinas, entre otros. La actual demanda mundial de metanol es de 70.000 millones de toneladas métricas. Actualmente, casi todo el metanol es producido a partir de gas natural mediante reformado y conversión catalítica. Sin embargo, se está desarrollando e implementando con mucho interés el uso de biomasa (fuente renovable) y otras materias primas de tipo residuo, para la generación de syngas y su posterior transformación en metanol

También te podría interesar…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This